Dificultades con las Matemáticas ¿será discalculia?

La es una dificultad de aprendizaje poco conocida, parecida a la , pero que afecta a la comprensión de las matemáticas en lugar del .
Las personas que la sufren,que pueden ser tanto niños como adultos, se consideran “un desastre” para el cálculo, presentan problemas de intensidad variable para manejar los números, aunque poseen una normal.Uno de los síntomas claros de discalculia, es la dificultad para comprender el valor relativo de los dígitos en nuestro sistema de numeración (diferenciar el valor que tiene la cifra 5 en el número 5142 y en el 1542).
Los niños con discalculia, por ejemplo, pueden contar más lentamente los elementos en un dibujo o figura: mientras la mayoría de personas reconocen inmediatamente grupos de hasta cuatro elementos, las personas discalcúlicas suelen contarlos de uno en uno.
También son habituales problemas para distinguir si un número es mayor que otro, para contar hacia atrás y completar series numéricas (dificultades de secuenciación y razonamiento), o necesidad de contar con los dedos y de manipular objetos para poder realizar operaciones.
Otras dificultades que pueden presentar los niños con discalculia son:

Dificultades procedimentales:

• Omisión o adición de un paso en el algoritmo aritmético (típicamente, las llevadas, no sólo olvidarlas sino incluso no comprender el concepto); aplicación de una regla aprendida para un procedimiento a otro diferente (como sumar cuando hay que restar). Se les hace difícil seguir procedimientos sin saber el cómo y porqué.
Dificultades de juicio y razonamiento:
• No ser capaces de apreciar errores tales como que el resultado de una resta es mayor a los números sustraídos y que esto no puede ser.
Dificultades con la mecánica:
• Problemas para recordar las tablas de multiplicar, olvidar o atascarse en algún paso de la división… esta dificultad se incrementa conforme el material es mas complejo.
Especial dificultad con los problemas razonados:

• Particularmente los que involucran varios pasos (como cuando hay que sumar y luego restar para encontrar la respuesta).
Poco dominio de conceptos como clasificación, medición y secuenciación
Dificultad para representar y entender lo que se le pide en un problema.
A lo que antecede, se suele unir el componente acumulativo de las matemáticas en la escuela, es decir, unos conocimientos matemáticos se apoyan sobre otros, de tal forma que el alumno discalcúlico, si no recibe la atención adecuada, puede llegar a adulto con carencias graves en este área, incluso para manejarse en el entorno laboral o el día a día (con la economía doméstica, por ejemplo).
La facultad para comprender y manejar cantidades es innata, sin embargo, los científicos aún no tienen claros sus fundamentos neuronales y cognitivos. Hay expertos que consideran como déficit fundamental en estos niños la incapacidad para adquirir la noción de cantidad, mientras que otros proponen como causa de la discalculia deficiencias en la memoria, la atención o el lenguaje.
Brian Butteworth, neurocientífico del Colegio Universitario de Londres que estudia la cognición numérica, propone que las facultades numéricas se basan en redes neuronales específicas, no sólo en la inteligencia general. Estudiando casos de personas con acalculia (incapacidad completa para calcular) descubrió que sus escáneres presentaban una lesión en el lóbulo parietal (región del cerebro ubicada sobre los oídos). También revelaron que el surco intraparietal presenta en estas personas una actividad menor de lo normal al procesar números, así como una conexión reducida con el resto del cerebro.Por otro lado, estudios con monos han descubierto que ciertas neuronas del surco intraparietal se activan de forma determinada en respuesta a números cada vez mayores. Estos estudios han sugerido la existencia de dos sistemas paralelos de respresentación de las cantidades:uno, el sentido apreximado del número, que distingue las cantidades grandes de las pequeñas; y otro que reconoce al instante exactamente cantidades pequeñas, de hasta cuatro unidades.
Los niños discalcúlicos tienen dificultad para reconocer números pequeños, y también para aproximar cantidades. A veces nos asombra que, ya con siete u ocho años, duden al sumar 3+1 o para identificar cuántas unidades van de 3 a 6.
Stanislas Dehanae, por su parte, estima que es gracias al lenguaje que los humanos pueden integrar estos dos sistemas numéricos paralelos, y por ello pueden distinguir entre cantidades grandes que sólo varían en un número pequeño (por ejemplo,11363 y 11364). De lo que se deprendería que, según este experto, las personas discalcúlicas podrían tener algún trastorno relacionado con el lenguaje.
La discalculia a veces coexiste con dislexia, y todo el espectro de trastornos autistas, por lo que a menudo no se le presta una atención concreta.
Un aspecto muy importante a trabajar con estos niños es la angustia que les produce no dominar destrezas que en la escuela se consideran básicas, y que la mayoría de los niños de su edad dominan. Son niños que suelen temer, cuando no odiar, la clase de matemáticas, y todo lo relacionado con ellas.
En este sentido, puede ayudarles ejercitarse en actividades variadas y estimulantes. Los expertos consideran que estos niños necesitan una  psicopedagógica completa, en la que además de evaluar la capacidad de cáclculo, se valoren otros aspectos como el razonamiento, la memoria, la atención, la habilidad visoespacial, etc., para confirmar en qué medida se trata de un trastorno aislado o secundario a otros procesos. Para diagnosticar discalculia, el rendimiento del alumno en este área debe estar 2 años por debajo de lo esperado según su rango de edad.
Para ayudarles, serán útiles programas específicos de intervención con actividades por ejemplo de manipulación de rectas numéricas y otras representaciones gráficas, juegos para manejar las relaciones espaciales, rastreo de puntos o asignar números a conjuntos de elementos manipulando éstos mediante adición y sustracción, actividades de razonamiento y otros.

 

Entradas relacionadas

2 comentarios

  1. Hola Ana,
    He llegado a tu contenido a través de Tiching.com. Trabajo en una empresa inglesa que se especializa en software para discalculia y acabamos de traducir nuestros programas al español. Uno de ellos es una evaluación, para saber si un alumno tiene discalculia http://www.dinamoperfil.com , y Dinamo Números es un extenso programa multisensorial de remedio para discalculia – http://www.dinamonumeros.com.
    Aquí en el Reino Unido no se ha oído hablar mucho sobre la discalculia y creo que en España menos aún. Es importante que demos a conocer esta condición para ayudar a todas estas personas que sufren diariamente con los números.
    ¡He pensado que os podría interesar! 🙂

  2. Hola, Alexandra,
    Muchas gracias por la información, me parece interesante; de hecho nosotros en Aula6 investigamos regularmente sobre avances y nuevas herramientas para ayudar a nuestros alumnos. Voy a visitar vuestras páginas y te cuento mi parecer. Si quieres, puedes visitar nuestra página en facebook (https://www.facebook.com/Aula6) y hacerte fan para estar en contacto ¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *