Enseñanza bilingüe: problemas y retos del profesorado

Los
gobiernos de toda Europa vienen intentando desde hace años fomentar el
aprendizaje de lenguas extranjeras en los centros educativos y en la sociedad
en general, para lo cual se han elaborado numerosas iniciativas. En nuestro
país, una de ellas es el Programa Integral de Aprendizaje de Lenguas
Extranjeras del  Ministerio de Educación,
publicado en 2010, cuyo objetivo es la mejora del conocimiento de lenguas
extranjeras con el fin de aumentar la empleabilidad y la productividad en una
sociedad globalizada como la española. Este Programa deberá ser desarrollado
por cada una de las Comunidades Autónomas, a quienes están transferidas las
competencias en educación, en un plazo no superior a diez años (2010-2020) y
engloba seis objetivos que, a su vez, se desarrollarán en acciones concretas:
Conseguir
que todos los alumnos al final de la enseñanza secundaria postobligatoria
alcancen en una primera lengua extranjera (preferentemente la lengua inglesa)
un nivel de dominio equivalente al menos al B1 del Marco Común Europeo de
Referencia para las Lenguas (MCERL).
Ampliar
las competencias en una segunda lengua extranjera en la Educación Primaria y la
Educación Secundaria, de modo que los estudiantes de esta segunda lengua
alcancen un nivel equivalente al A2 del MCERL.
  • Reforzar el 
    desarrollo de competencias en idiomas en la formación profesional 
  • Reforzar
    el  desarrollo de competencias en lengua
    extranjera en la educación superior y 
    acreditar  un nivel de competencia  en una segunda lengua adecuado a las necesidades
    del campo profesional de cada ciclo formativo.
  • Fomentar
    el aprendizaje de idiomas entre las personas adultas.
  • Concienciar
    a la sociedad española de la  importancia
    del aprendizaje de lenguas extranjeras 
    y, en consecuencia, adoptar las medidas pertinentes para la creación de
    un entorno social que favorezca este aprendizaje.

Resumiendo,
el interés de este plan se centra en que todos los alumnos de los diversos
niveles educativos españoles alcancen un nivel acreditable de inglés
(preferentemente) según el marco de referencia europeo y, en el caso de
formación profesional y Universidad, que además sea adecuado a las competencias
necesarias en las distintas salidas profesionales. También intenta fomentar el
uso de una segunda lengua en adultos y en la sociedad en general.

Analizando
este Programa de forma global, encontramos que, en cuanto a la enseñanza
obligatoria, los puntos clave que pueden generar problemas potenciales son los
siguientes:
  • El establecimiento y evaluación de los niveles de referencia para el
    profesorado
  • El
    establecimiento y evaluación de los niveles de referencia para el alumnado
  • El
    desarrollo y ejecución del programa en las Comunidades autónomas (enseñanza
    plurilingüe), especialmente en cuanto a las competencias del  profesorado a asignar, y las
    alternativas  a adoptar para alumnos
    rezagados, con dificultades de aprendizaje o con necesidades educativas
    especiales.
  • Didáctica
    y metodología para las asignaturas de lengua y las asignaturas de materia.

En
este post trataremos del primer punto: el nivel y las competencias que deben
aportar los

no sólo para hablar un idioma extranjero
(mayoritariamente, el inglés), sino para poder explicar una determinada materia
o contenido en dicho idioma.

Las
competencias que debe adquirir el alumnado para entender este segundo idioma, y
aún más, para entender y desarrollar los contenidos curriculares en un idioma
distinto del materno; así como la necesidad de adaptar la metodología y los
planteamientos didácticos y tener en cuenta a los alumnos con dificultades de
aprendizaje  en la ,
serán objeto de posteriores post más detallados.
Actualmente,
cada Comunidad Autónoma tiene sus propios criterios
de exigencia sobre el nivel requerido para el profesorado que vaya a impartir
su materia en una lengua extranjera, aun cuando el Programa establece como
objetivo, que todo el profesorado tenga acreditado el nivel C1 de referencia,
que permite comprender textos extensos de diversos tipos y expresarse
espontáneamente de forma fluida. Las Comunidades Autónomas, conscientes de que
hay muy pocos profesores que alcancen ese nivel, en secundaria actualmente
piden acreditar un B2, el nivel inmediatamente inferior al C1.Ahora bien, en la
Comunidad de Murcia, por ejemplo, se han firmado convenios y se han aprobado
regulaciones de programas bilingües en los que se permite la entrada con un
simple curso de habilitación. Después deben comprometerse a obtener el nivel B2
en un plazo de dos años-
El nivel B1 del Marco común europeo de referencia para las
lenguas (MCERL) se adquiere cuando el
estudiante es capaz de comprender los puntos principales de textos claros y en
lengua estándar si tratan sobre cuestiones que le son conocidas, cuando sabe
desenvolverse en la mayor parte de las situaciones que pueden surgir durante un
viaje por zonas donde se utiliza la lengua; cuando es capaz de producir textos
sencillos y coherentes sobre temas que le son familiares y cuando puede
describir experiencias, acontecimientos, deseos y aspiraciones, así como
justificar brevemente sus opiniones o explicar sus planes.
Parece evidente que
un  profesor con nivel B1 en un aula de
secundaria, y aún en el último ciclo de Primaria, no será en principio capaz de
producir, comprender y aún menos hacer comprender textos sobre temas
culturalmente avanzados; ni expresarse de forma amplia en inglés, con lo que lo
más posible es que alterne la clase en inglés y español, lo que no es propio de
la enseñanza bilingüe y además confunde a los alumnos, sobre todo a los de
Primaria.
Esto supone rebajar el nivel de calidad necesario y esperado en
la enseñanza bilingüe, y no faltan voces, entre expertos, profesores e incluso
asociaciones de de alumnos, que están alertando de ello.
En algunas CCAA, como mal menor, se puede admitir que sean los
profesores de inglés quienes impartan una asignatura no lingüística, aunque no
sea su especialidad. Esto supone un riesgo para la calidad de la enseñanza aún
mayor,
En principio parece más rápido que un profesor de inglés se
prepare en una asignatura hasta ser capaz de impartirla con relativa comodidad,
antes que un profesor de ciencias adquiera la fluidez y soltura suficiente para
impartir su materia en lengua inglesa (lo que supone años de aprendizaje e
inmersión en el país de la lengua de un año mínimo), pero todos los expertos
coinciden en que el contenido y la metodología en las asignaturas son una parte
muy importante que requiere una reflexión y diseño previos para la que no están
preparados los no especialistas en ellas.
Además , no falta quien indica que hay asignaturas, como
matemáticas, que por su esencia, no deberían impartirse en inglés (Pilar
Garcés, coordinadora del módulo de Inglés en el Máster de Profesorado de
Educación Secundaria de la Universidad de Valladolid).
Por su lado, algunas asociaciones de padres denuncian lo
paradójico de que a los docentes se les exija el mismo nivel de inglés que debe
alcanzar un alumno al acabar la ESO. El 18% de los alumnos alcanza el nivel B2
en comprensión lectora al acabar la ESO, según el último Estudio Europeo
de Competencia Lingüística.
 
En resumen, los expertos coinciden en que el C1 que marca el
Ministerio como objetivo es necesario “para impartir su asignatura en
lengua inglesa con comodidad y plenas garantías”. Sin embargo, esto no es
sencillo para la incorporación inmediata del profesorado medio, ya que es un
proceso largo y requiere mucho trabajo, mucho esfuerzo y mucha formación. Los
profesionales lamentan la falta de ayudas que reciben para formarse. “No
se oferta suficiente formación para el profesorado de estas características y
de idiomas en general. Aparte de los PALE, la formación que se está llevando a
cabo con el profesorado se reduce mayoritariamente a cursos de unas 30 horas,
seminarios o jornadas en las que no da tiempo a profundizar demasiado en la
competencia comunicativa. Por otra parte, estos cursos, ofertados generalmente
por los centros de profesores, suelen contar con alumnado heterogéneo. La
mezcla de diferentes niveles imposibilita el trabajo en profundidad”,
explica Isabel Aráez, de la Consejería de Educación de Murcia.
En la Comunidad de Madrid ha existido un potente plan de
formación para profesores de colegios e institutos bilingües que ha mejorado el
nivel, pero desde el pasado curso ya no se oferta.
Una de las opciones para los profesores que necesitan mejorar su
inglés es acudir a la formación privada o asistir a cursos en el extranjero. El
objetivo debería ser adquirir espontaneidad, fluidez y cultura en inglés,
aprender nuevas metodologías y conocer los últimos materiales de enseñanza. Esta
formación debería estar enfocada están no sólo a perfeccionar el inglés, sino a
que los profesores aprendan enseñar en el idioma.
 Por su parte, los sindicatos de la
enseñanza aseguran en algunas Comunidades, como por ejemplo Extremadura, que  no hay suficientes docentes con la formación
requerida y coinciden en la necesidad de que la administración plantee cursos
específicos para este fin, ya que es muy precipitado que se implante con
garantías un método de enseñanza bilingüe sin este requisito. Ana Bravo,
secretaria de Organización de ANPE Extremadura, que además es profesora de
inglés y está haciendo su tesis doctoral sobre , explica que a un
docente no le basta con lo que pueda aprender en la escuela de idiomas porque
allí no le enseñan el lenguaje específico que necesita para enseñar una
determinada asignatura ni la didáctica de ese conocimiento. Por lo tanto el
aprendizaje del idioma tendrá que tener en cuenta la asignatura y el nivel en
el que se va a impartir.
Además, que dado que los profesores y
maestros pertenecen a cuerpos estatales, hay que tener en cuenta que en cada
región existe un grado distinto de exigencia para conseguir la competencia
lingüística y esto puede generar conflictos en los concursos de traslado y en
la propia práctica docente.
Actualmente, en la mayoría de comunidades para habilitarse
como profesor de materias en enseñanza bilingüe únicamente hay que presentar un
título oficial del Nivel adecuado, y disponer de la titulación y especialidad
requerida.
En la Comunidad de Madrid, y recientemente en Asturias, sin embargo, todos los
maestros y profesores tienen que pasar por la prueba de habilitación, de no ser
que estén eximidos por convocatoria al reunir determinados requisitos, por
ejemplo haber cursado su especialidad en una Universidad de lengua inglesa, o
poseer el C1.
Según explican los que se presentan a
ellas, estas pruebas de habilitación son cada vez más difíciles. No basta con
saber expresarse correctamente
en inglés, en la prueba oral por ejemplo empiezan
preguntando cosas generales y luego cosas más precisas de su especialidad. Puede
pasar, que deban explicar en inglés las leyes de Mendel. Por eso es conveniente
adquirir vocabulario específico, el cual hoy por hoy no se enseña en escuelas
de idiomas ni cursos en el extranjero. En la Comunidad de Madrid, las pruebas
de habilitación incluyen también una audición, un escrito de 300 palabras que
puede ser una carta formal, reclamación, anuncio o una redacción; y una
entrevista donde pueden pedir que el aspirante explique su opinión sobre algún
tema que el tribunal plantee.
Todo ello tiene la consecuencia de que
muy pocos superan la habilitación, si ya de por sí son pocos los que se
presentan aunque puede cambiar sensiblemente su posición en las listas de
interinos.
Visto lo que antecede, parece que la implantación
de la enseñanza bilingüe en España, en lo que respecta a la competencia de los
profesores que deben impartirla, permanece actualmente en un círculo vicioso:
hay pocos profesores que puedan acreditar el nivel exigido, para elevar su
nivel los profesores sólo pueden formarse de manera que accedan a una prueba de
habilitación, no existe una formación pública ni privada adecuada a la
metodología de enseñanza bilingüe, la consecuencia es que no superan la prueba
de nivel, no pueden habilitarse…y en las Comunidades autónomas, o bajan el
nivel de exigencia, o sigue sin haber profesores disponibles. 

Entradas relacionadas

11 comentarios

  1. Hola, Soy profesora de Inglés en México. Me parece muy interesante leer tu artículo, pues en el se refleja en primer lugar la importancia que a nivel mundial ha cobrado el idioma inglés y en consecuencia la importancia que tiene que nosotros como docentes estemos realmente preparados para impartir la asignatura.
    Hasta hace algunos años, los alumnos comenzaban a tomar la materia de inglés hasta que ingresaban a la secundaria. Hoy los alumnos de educación básica (preescolar, primaria y secundaria) la llevan como materia. Y en el 2010
    se creo el Programa Nacional de Inglés
    en Educación Básica.
    http://www.pnieb.net/documentos/DocsRectoresEspanol/fundamentos.pdf
    Lo cual nos compromete a superarnos y prepararnos y si bien es un reto también es la oportunidad de crecer y desarrollarnos en todos los aspectos, pero principalmente como profesores para dar una educación de calidad.
    Hoy en día muchos de los profesores de inglés en México nos estamos preparando conforme lo establecido con MCERL, para reforzar y ampliar las competencias profesionales que se requieren.

    • Gracias,Claudia,por tu comentario, que nos abre perspectivas sobre lo que sucede respecto a este particular en otros países de habla hispana. Como ves, en España el mayor reto tanto para profesores como alumnos lo tenemos en la enseñanza de materias utilizando como lengua vehicular el inglés, opción que cada vez se generaliza más en algunas Comunidades Autónomas como Madrid o Andalucía.¿No sé si en México se ha intentado esta opción, además de fomentar la competencioa en lengua inglesa?

    • Hola Esther, la enseñanza de materias utilizando como lengua vehicular el inglés, si está comenzando a hacerse popular hoy en día en México también, pero por el momento o al menos así es en la Ciudad de México y el Estado de México en escuelas particulares. Creo que además del reto que ello representa como profesor y alumno como lo mencionas también se debe a que en nuestro país, los libros de texto para los niveles básicos de enseñanza (Primaria y Secundaria) son gratuitos el Estado es el encargado de preparar los materiales de acuerdo a los lineamientos de SEP ( Secretaría de Educación Pública) , editarlos y repartirlos lo cual representaría un gasto doble al publicar materiales en Español e Inglés, pero quizá en un futuro se comience a llevarse a cabo también en el sistema público Federal y Estatal de México

  2. Esther Anselma Fuentes Hernández

    El idioma inglés es considerado como una herramienta lingüística muy importante, ya que actualmente este idioma se habla alrededor del mundo.
    Es un reto dominarlo debido a que como lengua romance posee estructuras gramaticales y lingüísticas propias, y quienes lo estudiamos, es un continúo descubrir nuevo vocabulario, palabras inusuales, frases informales entre otros.
    También posee oportunidades magnificas de desarrollo profesional y personal, porque es muy satisfactorio expresarse en otro lenguaje.
    Existen grandes oportunidades para obtener becas, trabajo en el extranjero, como un desarrollo profesional, otro detalle es que entre más se tienen conocimientos en el idioma más beneficios se pueden obtener.
    Además de lo expresado, si el parlante de habla inglesa tiene una profesión y estas dos características se asocian las oportunidades de empleo crecen exponencialmente, tanto en la industria como en el sistema educativo.

  3. La capacitación educativa de las personas es importante porque les da un valor agregado a sus vidas que se traducen en beneficios para una sociedad que progresa, aprender un segundo idioma como el ingles fundamental para un mundo globalizado, es por ello que Preply: https://preply.com/es/Ciudad-de-México/profesores–inglés te ofrece la oportunidad de aprender con excelentes profesores de inglés en Ciudad de Mexico disponibles a cualquier hora del día.

  4. Marcia Susett Pérez Cámara

    buenas tardes, leì el articulo y me pareció muy interesante la perspectiva que se tiene a la enseñanza del idioma extranjero, en este caso quiero comentar del idioma inglés que ciertamente ocupa un lugar importante al adoptarlo como una segunda lengua. Yo soy maestra de inglés y vemos que para enseñar, hay que tener un nivel apto de conocimientos para que transmitamos al alumno un buen nivel de enseñanza. al hacer memoria, hace bastantes años atrás para ser precisos ( como 20 años) cuando yo estudiaba, no había esta oportunidad de tener ingles en las primarias, solo se veía en secundarias, pero los años fueron pasando y se creò, hace como 9 años aquí en Q roo. las clases de ingles in educación básica del cual tiene buena respuesta por parte de los alumnos porque ellos están motivados a aprender esta segunda lengua que a la vez les sirve para aprender las 4 habilidades básicas (escritura, hablar, escuchar y producir ingles) debemos nosotros los docentes seguir motivàndolos para que sigan interesándose en aprender el idioma y así, a un futuro cercano, dominar el idioma y poder conseguir un mejor trabajo y por que no, ir a vivir a un país extranjero usando el ingles como instrumento de comunicación.
    hablando otro idioma ( ingles) se puede mejorar en el aspecto laboral, económico social y personal.

    • Ana Barrantes

      Gracias, Marcia, por tu comentario. Indudablemente, la motivación por parte de los docentes juega un importante papel en el aprendizaje de los alumnos.
      Un saludo

  5. Fernanda Peralta

    Hola, me parece muy interesante la información de este artículo. Es un hecho que el aprender inglés como segundo idioma se ha vuelto una exigencia a nivel mundial, desgraciadamente en muchos países no se le dio la importancia debida a este aspecto por mucho tiempo y por ejemplo en México tenemos la desventaja de no saber inglés como consecuencia de que en su momento no se ha implementó este idioma en el plan de estudios de las escuelas públicas (desconozco la información actual), privando a la mayor parte de la población de este conocimiento y habilidad y provocando con ello un atraso social y desventajas innumerables para la competitividad.

    Espero que los maestros para las nuevas generaciones tengan la capacidad y habilidades para apoyar a los alumnos en el aprendizaje de este idioma.

    ¡Saludos!

  6. Victor Manuel Jiménez Toledo

    Saludos
    El articulo nos habla de problemáticas muy parecidas entre diferentes partes del mundo yo soy de la Ciudad de México y viví en carne propia la educación pública y en específico la forma de enseñar el idioma ingles y quiero compartir alguna información relevante con ustedes.
    La enseñanza del inglés fue incorporada en la educación secundaria por primera vez en 1926
    A partir del 2009, con el desarrollo del Programa Nacional de Inglés en Educación Básica (PNIEB), se extendió para incluir los niveles preescolar y primaria, y desde 2011, la enseñanza de este idioma se incorporó al plan de estudios de 3º de preescolar hasta 3º de secundaria, y es obligatoria en todas las más de 200 mil escuelas de educación básica.
    De un lado, con el inglés, tenemos acceso a un mundo – literalmente – de conocimientos que estaría fuera de nuestro alcance sin este idioma: 56% de los contenidos del Internet, hasta 97% de las publicaciones científicas, uno de cada cuatro libros. Del otro, nos permite participar y actuar, ser ciudadanos globales y realizar nuestras aspiraciones educativas y profesionales.
    Para concluir debo decir que me desempeño como profesor de inglés a nivel bachillerato y puedo decir que un 90% de los alumnos que atiendo llegan ya a este nivel con paradigmas muy marcados, no se, nunca me enseñaron nada, el inglés es muy difícil, no me sirve de nada aprender inglés, etc.etc. Como lo mencione al iniciar mi participación, yo fui parte del sistema cuando hasta el nivel secundaria tuve mi primer contacto con el idioma, y es bien sabido que para prender una segunda lengua es mucho más fácil lograrlo a edades más tempranas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *