Estrategias de respaldo familiar

Un niño con no es menos inteligente ni más retrasado que sus compañeros o los niños de su misma edad, simplemente tiene un modo de aprender diferente. A menudo, esta distinta forma y ritmo de aprendizaje hacen que su comportamiento tampoco encaje con lo que se espera de él en los distintos ambientes de su entorno (en casa, en el colegio, en el parque,etc.) Por lo tanto, los suelen sentirse desorientados sobre cómo tratarles y educarles en el día a día. Aunque cada niño tendrá unas necesidades particulares, los pueden encontrar útiles algunas estrategias
generales de apoyo al niño con dificultades de aprendizaje:

  •  Estrategias generales de apoyo familiar

*Intentad hacer de vuestro hogar un lugar tranquilo y acogedor: para el niño puede resultar desalentador sufrir ciertos problemas.
*Procurad,sin exigencia, que el niño desarrolle alguna otra actividad (distinta de los estudios) en la que pueda destacar: deporte, música, dibujo, etc. Esto le mostrará que puede tener éxito en otra faceta de su vida. Insistid siempre en sus fortalezas y habilidades particulares.
*Nunca se debe hablar de sus dificultades o fracasos, sin incluirlo en la conversación y pedirle su parecer. Hablad con vuestro hijo sobre su problema y, en la medida adecuada a su edad, escuchad sus propuestas y decisiones.
*Tratad de disponer de tiempo para escuchar a vuestro hijo, conocer cómo fue su día y sus posibles preocupaciones. Se trata de compartir y escucharle con empatía, es decir, poniéndose en su lugar.
*Recordad que vuestro hijo necesita, como todos los demás, sentir amor, aceptación, protección,  y también disciplina.
*Si tenéis oportunidad, estableced contacto con grupos de padres de niños con dificultades similares.Buscad cursos,formación e información contrastada sobre la dificultad de vuestro hijo.
*Buscad ayuda de profesionales cualificados para sentiros seguros y saber en qué situación se encuentra vuestro hijo y cuál puede ser su previsible evolución.

  •  Estrategias para ayudarle a aprender 

*Utilizar códigos de color para marcar todos los libros y pertenencias del niño, a fin de que los reconozca rápidamente.
*Favorecer su autonomía, enseñándole a preparar y vaciar su cartera y a organizar el material; a planificar sus horarios de estudio, a mantener unas rutinas saludables y a priorizar lo importante.
*Ofrecer al niño un ambiente estructurado. Asegurarle un lugar tranquilo, amplio,ventilado y sin distracciones para estudiar. Supervisar su agenda escolar. Dividir sus tareas en partes que pueda manejar.
*Leed todos los días con vuestro hijo libros de su interés, explicándole el significado de las palabras nuevas y la comprensión del texto.
*Ya que la mayor parte de alumnos con problemas de aprendizaje (salvo los que tienen transtornos sensoriales o transtorno del aprendizaje no verbal), obtienen más éxitos utilizando estrategias visuales para aprender,puede ser una buena idea utilizar la tecnología para ayudarlo: recursos virtuales,agendas electrónicas, almacenes digitales de notas, correctores de ortografía, diccionarios y calendarios informatizados.Consultad a expertos en TIC educativas sobre la forma de sacarle el mejor partido a las herramientas disponibles.
*Intentad fomentar la independencia de vuestro hijo a la hora de realizar las tareas (escolares y responsabilidades domésticas),si bien manteneros  disponibles por si os pregunta sobre temas escolares, no dudando en darle respuesta tantas veces como sea necesario.

  • Disciplina y socialización

Los niños o niñas con una dificultad, de la naturaleza que esta sea, no son «niños o niñas malos».
*Es importante asegurar que en el centro escolar se conoce, se comprende y se puede actuar frente a la dificultad concreta de vuestro hijo. No dudéis en comentarlo con el tutor y el equipo orientador del centro.Tratad de seguir sus pautas y de colaborar lo más posible con ellos; si consideráis que no se está haciendo todo lo necesario, es conveniente comentarlo con los profesores que tengan un mayor conocimiento del niño y recabar su opinión sobre la posibilidad de buscar apoyo externo.
*Educar a un niño o niña con dificultad de aprendizaje, no es fácil: los padres deben prestarse apoyo mutuo, y tratar de permanecer equilibrados, justos y coherentes en la resolución de los problemas. Buscad ayuda profesional si es necesario.
*No aislarse social y/o familiarmente: vuestro hijo o hija necesita desarrollar habilidades sociales pese a que a veces parezca una ardua tarea.
*Estableced límites claramente definidos. Confirmad que el niño o niña comprende lo que se le pide. Avisadle sobre consecuencias positivas y/o negativas claras para su conducta.
*Facilitadle rutinas familiares para que el niño/a pueda tenerlo todo bajo control.
*Recompensar y alentar, más que castigar: aunque a veces esto último será necesario, no hay que llegar al extremo de que la mayoría de las interacciones con el niño/a sean negativas, o de castigo.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *