Funciones ejecutivas y TDAH

Dentro del concepto de funciones ejecutivas, suelen incluirse habilidades vinculadas a la capacidad de organizar y planificar una tarea, seleccionar apropiadamente los objetivos, iniciar un plan y mantenerlo en mente mientras se ejecuta, inhibir las distracciones,cambiar de estrategias de modo flexible si el caso lo requiere; así como autorregular y controlar el curso de la acción para asegurarse que el objetivo se está logrando. Así pues,organización, anticipación, planificación, inhibición, memoria de trabajo, flexibilidad, autorregulación y control de la conducta constituyen requisitos importantes para resolver problemas de manera eficaz y eficiente, ya que nos aproximan a la consecución de una meta.
La exploración neurológica del centro de las funciones ejecutivas en el cerebro se ha llevado a cabo hasta ahora de modo empírico, mediante el estudio de pacientes y animales con lesiones en el lóbulo frontal, donde numerosos autores localizan dichas funciones, concretamente en córtex prefrontal. Sin embargo, no hay consenso sobre que las funciones ejecutivas sean meramente un concepto de base anatómica, sobre todo porque existen diferencias entre adultos y niños, en los tipos de disfunciones ejecutivas que pueden asociarse a lesiones adquiridas en el lóbulo frontal. Es por ello que algunos autores (Soprano,Stuss) se inclinan por evitar abordajes localizacionistas, describiendo las funciones ejecutivas como un constructo psicológico, y no solamente como funciones anatómicas.
Así, el modelo de funcionamiento de las funciones ejecutivas podría resumirse de la siguiente manera: toda la información sensorial que llega al córtex prefrontal, necesita de otros análisis en diferentes áreas, por ejemplo información emocional y del sistema nervioso autónomo; a la vez que todos estos inputs son conectados a experiencias pasadas. El córtex prefrontal seleccionaría la información relevante para el momento, manteniendo aplazada la que no lo es.Todos estos datos serían integrados con respecto a objetivos a corto y largo plazo y utilizados para regular la conducta inmediata y planificación de conductas en el futuro (Diaz Atienza,J.).Este funcionamiento no podría ser rígido tal como lo son otras redes neuronales (las que intervienen en el reconocimiento de estímulos visuales o auditivos, por ejemplo); sino que es necesaria por parte del cortex prefontral la flexibilidad de procesar la información recibida para dar una respuesta contingente, es decir, apropiada a la situación. Ahí sería donde entra en juego nuestra inteligencia,experiencia y aprendizajes previos,la parte psicológica de la función ejecutiva.
Las alteraciones de las funciones ejecutivas se indican frecuentemente como base del , pero
también de numerosos cuadros neurológicos y psicopatológicos, desde problemas de conducta, lenguaje y aprendizaje hasta trastornos obsesivocompulsivos, esquizofrenia, autismo, síndrome de Asperger y epilepsia del lóbulo temporal. Todavía no está claro cómo trastornos en apariencia tan distintos y con distintos síntomas conductuales podrían tener los mismos fundamentos cognitivos, ni siquiera en cúales de ellos la disfunción de las funciones ejecutivas es la causa o la consecuencia.Probablemente, en un futuro, si se parcelara el extenso campo de las funciones ejecutivas en componentes más unitarios, se podrá llegar a  descubrir la relación entre tipos específicos de alteraciones ejecutivas y trastornos concretos.
Por tanto, no existe hoy día un consenso aceptado por la comunidad científica sobre las disfunciones
ejecutivas más específicamente asociadas al TDAH. Sin embargo, para gran número de
investigadores puede considerarse la  autorregulación, la organización conductual y cognitiva, la inhibición de respuesta, la planificación y secuenciación, así como la flexibilidad, tanto cognitiva como conductual.
En estas funciones, pues, será importante basar tanto la evaluación del posible TDAH como los programas de apoyo para alumnos que presenten este trastorno.
.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *