Hombres y mujeres exploran la realidad de modo diferente

Todo el mundo sabe que los hombres y las mujeres tienden a tener opiniones diferentes sobre ciertas cosas. Sin embargo, una nueva de científicos de la Universidad de Bristol y publicado en PLoS ONE indica que, literalmente, puede ser el caso.
Los investigadores examinaron lo que los hombres y las mujeres buscaban mientras observaban imágenes fijas de películas y obras de arte. Encontraron que las mujeres, aunque hacían menos movimientos oculares que los hombres, los que hicieron eran más largos y a lugares más variados. Estas diferencias fueron mayores cuando se trataba de imágenes de personas. Con fotos de parejas heterosexuales, tanto hombres como mujeres prefieren mirar la figura femenina más que la masculina. Sin embargo, esta preferencia era aún más fuerte para las mujeres. Mientras que los hombres sólo estaban interesados ​​en los rostros de las dos figuras, los ojos de la mujer se fijaron también el resto del cuerpo,en particular de la figura femenina.
Félix Mercer Moss, estudiante de doctorado en el Departamento de Ciencias de la Computación de la Universidad de Bristol, que dirigió el estudio, opina: “El estudio representa la evidencia más convincente
hasta ahora que, a pesar de ocupar el mismo mundo, los puntos de vista de los hombres y las mujeres pueden, a veces, ser muy diferentes”.”Nuestros hallazgos tienen implicaciones importantes para la investigación sobre movimientos del ojo humano, así como para futuras aplicaciones tecnológicas.”
El seguimiento de movimientos del ojo humano es una herramienta utilizada para recoger información visual, que a su vez nos da una idea de la percepción sobre el mundo de una persona. La hipótesis de estas recientes investigaciones es que, cuando los individuos tienen diferentes interpretaciones del mundo, esto afecta a la información que buscan y, en consecuencia, los puntos a los que miran.
Los investigadores sugieren que los hombres y las mujeres ven las cosas diferentes porque interpretan el mundo de manera diferente. En concreto, una diferencia perceptual ligada al sexo del observador-aumento de la sensibilidad de las mujeres a la amenaza – puede explicar una hipótesis más general: los ojos de la gente se sienten atraídos por las regiones que aportan más información de una imagen, a la vez que evitan las áreas que llevan a una posible amenaza o peligro, por ejemplo el sol.Las caras son un ejemplo paradójico de una región que es altamente informativa.. y potencialmente mortal, sobre todo si se hace contacto con los ojos. Si bien los hombres hicieron contacto visual directo con los rostros en las fotos,especialmente cuando intentaban distinguir una amenaza, las mujeres desviaron la mirada hacia abajo, ligeramente hacia la nariz y la boca de estos rostros; los investigadores afirman que esto puede ser debido a las mujeres que son más sensibles a las consecuencias negativas de hacer contacto visual directo y, por lo tanto, desplazan su mirada hacia abajo, hacia el centro de la cara.
Lo que antecede es un resumen de la investigación publicada recientemente como:
Eye Movements to Natural Images as a Function of Sex and Personality by Felix Mercer Moss, Roland Baddeley and Nishan Canagarajah, PLoS ONE, 30 November 2012
Los seres humanos tenemos una gran cantidad de comportamientos asociados a los movimientos del ojo y a la dirección de la mirada: la lectura, la orientación, el entretenimiento viendo la televisión, las decisiones de compra,etc. El estudio del comportamiento visual ha contribuido al desarrollo de tecnologías de eye‐tracking, que permiten monitorizar o evaluar el punto donde se fija la mirada, es decir, el movimiento del ojo en relación con la cabeza. Estos sistemas se están aplicando actualmente en varias disciplinas y áreas de estudio, desde el marketing y publicidad hasta la investigación neuropsicológica y psicolingüística.
En cuanto a la psicolingüística, también parece haber evidencias de que hombres y mujeres procesan de modo diferente los estímulos del lenguaje oral y escrito, como la lectura y la comunicación interepersonal. En esta lista de reproducción de vídeos sobre diferencias de género en el funcionamiento del cerebro, podemos apreciar las hipótesis y trabajos de algunos investigadores:


Estos estudios nos sugieren la posibilidad de que niños y niñas aprendan de forma diferente, y en este sentido quizás debiera enfocarse el campo de investigación hacia cómo garantizar la atención individual en la forma en que se presenta la información y los contenidos educativos en cada caso, si se determinase que las diferencias neuropsicológicas entre niños y niñas son relevantes.

Entradas relacionadas

3 comentarios

  1. Interesante post que confirma las conclusiones a las que llego en uno de los capítulos del libro "Ser o no ser hombre. Viaje a la esencia de la identidad masculina". Aunque el libro se centra sobre todo en el hombre desde que es niño, con todo lo que necesita del entorno para crecer y construir su identidad masculina. Muy recomendable para todos los padres y madres, está en internet. Saludos Grupoaula6!!

    • Gracias por comentar, Alberto. Me gustaría destacar como interesante para los padres, en referencia a la obra que propones, tu respuesta a una de las preguntas que te hicieron sobre ella en la Revista Flash: "El entorno más saludable[para los niños],a grandes rasgos, es un entorno de confianza y respeto en que haya presencia y conexión con el padre y la madre,básicamente.[..].El entorno más favorable es aquel que escucha las verdaderas necesidades de los niños y las intenta satisfacer al máximo, al mismo tiempo que sitúa los límites necesarios para que el niño pueda crecer con una cierta contención y estructura".¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *