¿Son los niños hoy en día más inatentos y descontrolados que antes?

, y profesionales de la y psicopedagogía, tenemos la impresión de que en la actualidad, los niños y adolescentes son más difíciles de manejar, imprevisibles,intolerantes a la frustración e inatentos que los de generaciones anteriores; y nos preguntamos si esto corresponde a un incremento de la sintomatología por , si es porque que ahora que conocemos mejor dicha sintomatología nos fijamos más en posibles casos; o se trata simplemente de que el estilo de vida actual lleva a los niños y adolescentes a una sobreestimulación feroz que se refleja en su estilo de respuestas conductuales.
La Dra. Isabel Orjales,eminente y conocida especialista en TDAH, nos orienta sobre estos aspectos en una entrevista aparecida en la revista de la Universidad de Padres. Isabel Orjales es Doctora en Pedagogía y Master en Educación Especial.Es Profesora de la UNED y forma parte de un equipo de sobre “ operativa, Déficit de Atención e Hiperactividad Infantil”.Ha centrado su actividad en los niños con déficit de atención y/o hiperactividad y en la formación y para padres y profesionales de este colectivo por lo que colabora con numerosas asociaciones.
Entre las conclusiones que extraemos de esta entrevista destacan:

  • Es necesario diferenciar el TDAH como trastorno, de la percepción de niños movidos, inatentos y difícles de manejar en general. Esta sintomatología será un trastorno y,por lo tanto, diagnosticable -o no- como TDAH, en función de que supere ampliamente lo esperable para la edad del alumno, e interfiera notablemente en su vida escolar,familiar y social.
  • Es posible que la sobreestimulación desde el nacimiento, la no educación en resistencia a la frustración y una sobrecarga de horas en el colegio, junto con la permanencia de muchos niños durante muchas horas solos sin control ni compañía paterna, conduzcan a los niños de hoy en día a una mayor inquietud y un menor control cognitivo,comportamental y emocional. La calidad de la alimentación y los también puede influir. Sin embargo, todo ello habría que comprobarlo empíricamente, mediante estudios científicos contrastados.
  • No existen claves ni recetas para valorar a primera vista si la actividad y respuesta conductual y cognitiva de un niño o adolescente se puede calificar de “normal” o entra dentro de la “hiperactividad”(TDAH). Lo importante cuando los padres consideran que su hij@ puede tener un problema es consultar con un equipo de especialistas (pediatra,neurólogo,maestr@,pedagog@ o psicopedagog@) que aporten sus conocimientos y orientaciones para,entre todos, llegar a la naturaleza de sus dificultades.
  • Si los padres se encuentran desbordados, o consideran que no son capaces de dar una respuesta educativa adecuada a su hij@, pueden intentar formarse mediante lecturas pedagógicas, o consultando a profesionales “que sepan enseñar a educar”(psicólog@,pedagog@ o psicopedagog@) con el fin de que les aporten pautas de actuación.
  • Las terapias novedosas o “milagro” para el TDAH y otras dificultades, deben ser sopesadas por la familia con cuidado, ya que no existen estudios contrastados sobre su eficacia, y los en tiempo y economía de las familias suelen ser limitados como para “apuntar al niño” a todo.

A continuación os dejamos el enlace a esta interesante entrevista:
http://revista.universidaddepadres.es/index.php?option=com_content&view=article&id=1301&Itemid=1162


Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *